Search
Sábado 19 Agosto 2017
  • :
  • :

¿Es bueno dormir más los fines de semana?

Después de los agotadores días hábiles, todos esperamos la llegada del fin de semana para poder dormir hasta tarde, desayunar en la cama y compartir con nuestra familia y amigos.

Atención !  Los expertos afirman que estos cambios de horas de sueño, pueden contribuir a la obesidad, diabetes y a las enfermedades cardiovasculares. Cabe destacar que la crítica no va hacia las personas que tuvieron esta disparidad en sus horas de descanso, sino más bien al modo de trabajo moderno y las obligaciones sociales, quienes claramente están afectando nuestro sueño y nuestra salud.

Es verdad que el cuerpo necesita un descanso extra, así que por lo general, apagamos el despertador el viernes por la noche, para que el sábado nuestra alarma interna nos despierte a la hora que nuestro cuerpo lo pida.

Lamentablemente para los amantes de dormir hasta casi medio día, existe un estudio que demuestra que los cambios en los ciclos del sueño pueden ser desfavorables para nuestra salud.

Expertos de la Sociedad Endocrina reunieron a un grupo de 447 personas de entre 30 y hasta 54 años de edad, quienes durante la semana, trabajaban al menos 25 horas fueras de casa. Se llevó un registro de su sueño y movimientos las 24 horas del día, durante una semana. Además, se les hizo una evaluación de sus hábitos alimentarios y deportivos.

Como muchos de nosotros lo haríamos, un 85% de la muestra durmió más horas los días libres, mientras que el resto se levantó antes que en los días de trabajo.

Si bien lo común sería pensar que hace bien dormir más horas cuando se tiene la posibilidad, los resultados de este estudio nos demuestran lo contrario, ya que aquellas personas que mostraron mayor diferencia en las horas de sueño entre los días de trabajo y los de descanso, tenían mayores niveles de colesterol e insulina en ayunas, mayor resistencia a esta última, mayor perímetro de cintura y también mayor índice de grasa corporal.

Los expertos afirman que estos cambios pueden contribuir a la obesidad, diabetes y a las enfermedades cardiovasculares. Cabe destacar que la crítica no va hacia las personas que tuvieron esta disparidad en sus horas de descanso, sino más bien al modo de trabajo moderno y las obligaciones sociales, quienes claramente están afectando nuestro sueño y nuestra salud.

Fuente:

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_155833.html

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *