Search
Sábado 19 Agosto 2017
  • :
  • :

El ABC de las vitaminas: Vitamina E o Tocoferol

La vitamina E es una vitamina liposoluble esencial para el organismo por su carácter antioxidante, lo que significa que protege al cuerpo de los radicales libres, sustancia tóxica normal en el cuerpo, generada por el metabolismo. Los radicales libres pueden dañar células, tejidos, órganos, y  se cree que juegan un papel en el envejecimiento.

Los principales beneficios y funciones del tocoferol son:

  • Proteger al cuerpo de los radicales libres.
  • Participar en la producción de los glóbulos rojos.
  • Colaborar en la formación de músculos y tejidos.
  • Mantener fuerte al sistema inmunológico, para ayudar a responder positivamente ante virus y bacterias.
  • Ayudar al cuerpo en la utilización de la vitamina K.
  • Participar en muchas funciones del normal funcionamiento de las células.
  • Ayudar a los vasos sanguíneos en su dilatación, además de impedir la coagulación de la sangre en ellos.
  • Actúa como cicatrizante, ya que es importante en la producción de fibras elásticas y colágenas.
  • También es útil para mejorar la fertilidad y el sistema reproductivo.

Deficiencia de Vitamina E

Es muy extraño que una persona presente carencia de vitamina E, pero si esto llegara a suceder, sus sintomas son:

  • Retención de líquidos.
  • Anemia hemolítica.
  • Alteraciones oculares.
  • Daños en el sistema nervioso.
  • Dificultad en mantener el equilibrio.
  • Falta de concentración.
  • Sistema inmunológico debilitado.

¿Qué alimentos contienen Vitamina E?

El cuerpo absorbe entre el 20% y el 40% del tocoferol ingerido, siendo muy importantes para este proceso la bilis y las encimas pancreáticas.

Es importante destacar que no se destruye en la cocción de los alimentos que la contienen, a diferencia de lo que sucede con las vitaminas hidrosolubles.  Eso sí, se destruye más fácilmente cuando es expuesta a la luz, el oxígeno y cuando se fríe.

El reino vegetal es rico en vitamina E, siendo el aceite de germen de trigo su mayor fuente. También lo son los cereales de germen de trigo, las semillas de girasol y los frutos secos en general. Los aceites vegetales también son un gran aporte, al igual que verduras como la espinaca, el tomate, el brócoli y el mango.

Historia

Hace ya casi 100 años, en 1920 un par de científicos estadounidenses llamados Hebert Evans y Katherine Bishop comenzaron una serie de investigaciones para conocer más acerca de la relación existente entre la nutrición de un animal y la reproducción, para lo cual utilizaron ratas, por su pequeño tamaño y rapidez reproductiva.

Las ratas que fueron alimentadas con manteca de cerdo tuvieron complicaciones para reproducirse, mientras que a las que se les administró aceite de germen de trigo y lechuga no tuvieron complicación alguna.

Al obsevar los resultados, los investigadores concluyeron que en la manteca de cerdo existía un factor antiesterilidad, lo que en verdad era la carencia de vitamina E en la manteca de cerdo.

La vitamina E se denominó tocoferol, del griego tokos (nacimiento) y phero (producir) y fue aislada por primera vez en 1936 por Evans y sus colaboradores.

 

Fuentes:

Vitamina E

Propiedades de la vitamina E

Vitamina E

Vitamina E

Breve historia de las vitaminas

Antecedentes Vitamina E

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *